Publicado en Uncategorized

Sobre el hijab y la escuela pública

    Está claro, señor Reverte, que usted y yo no coincidimos últimamente. Y no es que eso le deba preocupar a usted, que no sabe ni quién soy yo, es que es así.

    Primero fue el iros y ahora es el pañuelo musulmán. ¿Qué le vamos a hacer? Dentro de unos pocos años, si no es ya, estarán al frente de nuestras aulas públicas mujeres, maestras, con la cabeza cubierta. A usted eso le parece terrible, a mi me parece esperanzador.

    No me importa demasiado que usted, y los que como usted piensan, que son legión, opinen que este hecho constituye una vuelta atrás en el camino de la liberación, soy firmemente de la opinión que es más bien todo lo contrario. Esconder los símbolos personales, las manifestaciones personales de las creencias íntimas sólo nos puede llevar a la incomprensión y al miedo. ¿No es mejor luz y taquígrafos?

    Las mujeres musulmanas de mentalidad sana, muchísimas, quizá no decidieron en su momento ponerse el pañuelo, o tal vez sí, pero decidirán por su cuenta, y sin imposiciones legales, si quieren o cuándo quieren quitárselo.

    Yo soy católica y docente. Llevo al cuello una crucecita, pero le aseguro que si me obligaran a quitármela, me la pondría el doble de grande. Mi cruz no ofende, no hace apostolado, me define.

    Y no se preocupe por la formación moral de los niños. Una maestra de la escuela pública ha tenido que pasar por la criba más bien draconiana de una oposición y sabe qué debe enseñar a los alumnos, sabe que no puede hacer apología de sus creencias, sean cuales sean y no porque sus creencias sean “peligrosas”, se trata simplemente de que la formación moral de un niño le corresponde a sus padres en exclusiva. Y esto incluye desde la creencia religiosa a la apología del equipo de fútbol.

    Señor Reverte, he tenido, y tengo, compañeros homosexuales y que hacen bandera de su preferencia vital, ¿cree usted que es un peligro que los dejemos con un montón de niños en un espacio cerrado? ¿No piensa lo que puedan contarles cuando se traten ciertos temas? ¿Y si es maestro de educación física y entra en las duchas de los niños? ¿Y los que llevan dilatadores en las orejas o rastas? ¿Y si lleva un tatuaje en el brazo con una hoz y un martillo?

    Los extremistas, en todos los ámbitos de la vida, no se dejan ver y se camuflan. El desconocimiento genera miedo y el miedo violencia. Dejemos a la gente expresar su forma de pensar, no permitamos que nos la impongan, pero no impongamos la nuestra y, por supuesto no confundamos el Islam con los extremismos. No caigamos en la trampa en la que caen esas pobres criaturas de diecisiete años a los que una mala persona ha engañado previritiendo una creencia sagrada e íntima. El terrorismo se alimenta de nuestros prejuicios, ¿los vamos a dejar crecer hasta ese punto? ¿Es que han ganado la partida?

Anuncios

6 comentarios sobre “Sobre el hijab y la escuela pública

  1. Buenas Tardes Guiomar. Permitame que me presente aunque ya me recordaras, soy Hayat Arab la que fue alumna tuya de la maravillosa Asignatura de Latin de 4 de ESO. Deme el mayor placer de agradecerle de corazón el gran texto que ha escrito, lleno de RAZÓN y PERFECTAMENTE EXPlCADO!! Ojala hubiera mas mentes abiertas y mas gente de buen corazón la cual comprenda a la otra persona sea de cualquier nacionalidad, sexo, color o raza. Permitame que le cuente que ha sido de mi estos dos años. Como le habran comentado algunos antiguos profesores, he conocido a un hombre que tras unos meses he decidido casarme y vivir con el. He termina mis estudios en el instituto San Isidoro de Cartagena en el cual este año me he graduado es segundo de bachiller de Humanidades. El primer año ha sido un poco drástico ya que no he encontrado ningun apoyo de los profesores respecto al que estaba aconstumbrada en Francisco Salzillo, nunca olvidare los buenos momentos que he pasado en el!!. He decidido mandarle este correo con la finalidad de agradecerle de corazon el comprendernos como mujeres musulmanas, las cuales no carecemos de ninguna causa que nos permita superar nuestros limites. Yo soy musulmana, joven y casada pero eso no permite que la sociendad me vea como una mujer rechazada de su libertad o de escoger su camino. Por lo contrario soy LIBRE. Ojala cambien de mentalidad y nos vea como mujeres fuertas que estamos Contra la Violencia de Género, el Terrorismo, el Machismo… Un saludo y muchiismas gracias por permitirme que te comparta un trozo de mis pensamientos 😘😘😘

    Enviado desde mi iPhone

  2. En el patio de las Vestales me encuentor opiniones, afortunadamente, virginales, es decir, que no están viciadas por los medios de comunicación ni por los entes públicos que desean poder: sindicatos, etc.
    La importancia de la persona, en singular, es vital en nuestro sistema judicial, que es el que decide quién ha obrado bien y quíen lo ha hecho mal.
    Que yo sepa, llevar o no un pañuelo donde sea nunca ha definido la culpabilidad o inocencia de una persona ante una actuación de la índole que sea, salvo para ocultar su identidad.
    Todos somos diferentes, y probablemente todos somos peligrosos en potencia o en la realidad, pero dudo mucho de que esa peligrosidad sea previsible por nuestros pañuelos.
    No voy a hablar de religión en esta carta porque creo que eso sería desvirtuar el sentido de las líneas iniciales: no son las religiones, sino las personas las que hacen maravillas o pesadillas.
    El hijab o la medalla de la Virgen del camino no te allanan el camino al cielo ni a la cárcerl preventiva.

  3. Creo que llego tarde a esta conversación, pero no quiero morirme sin aplaudir. Me siento muy orgullosa de ser mujer, de tener mis propias ideas y de poderlas expresar a mi manera, tranquilamente, sin agraviar. Con velo o sin velo, lo que ELLAS decidan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s