Publicado en Uncategorized

25 de noviembre: día internacional de lucha contra la violencia de género

Veréis, yo no estoy contra la violencia de género. Supongo que esto puede resultar muy escandaloso, pero es que parto de la idea, tal vez, anticuada, de que la violencia es violencia y que, desde tiempo inmemorial, la violencia es violencia porque la ejerce el fuerte, o eso se cree él, sobre el débil.

Supongo que en los dorados tiempos del matriarcado mediterráneo las dominantes mujeres la ejercían sobre los dominados hombres y que, con la llegada de los bárbaros dorios portadores del hierro, esta tortilla se dio la vuelta. Pero, desde mi modesta opinión, el que un hombre maltrate a una mujer, el que una mujer maltrate a un hombre o el que un adulto maltrate a un niño tiene la misma repulsiva importancia, aunque los números y frecuencias sean diferentes.

Sin embargo nos gusta pensar que vivimos en un mundo civilizado y que esas cosas no pasan entre nosotros. Yo me dedico a la enseñanza, me gusta enseñar y creer que, en las aulas y entre docentes, estamos a salvo; que enseñamos a controlar esos instintos que varios milenios de civilización han dejado como un poso en nuestra alma… y de pronto salta la liebre.

Esta mañana mis alumnos me han dejado, entre risas, que vea los apuntes que un profesor les ha pasado por correo con una batería de más de doscientas preguntas de las cuales él seleccionará un determinado número para el examen y me encuentro con esto:

Apuntes 2º de Bachillerato. Optativa. Curso Escolar 2014-2015

173. ¿Cuál es la actividad que consume más calorías?

Atletismo.

174. ¿Y la que menos?

Planchar y comprar.

Supongo que es una “bromita”, que no quería ofender y todo eso que todos, y no sólo todas, hemos oído unas mil veces, pero, francamente, es hiriente, denigrante. No creo que sea digno de una persona que se llama profesor y que tiene a su cargo la educación de un número creciente de adolescentes. ¿La próxima vez será chistes sobre calvos, homosexuales, judíos, negros o rubios de ojos azules? ¿Es esto una pregunta de examen? ¿Y si sale? ¿Hay más bromas de ese tipo, o de otro, en los apuntes? ¿En otros apuntes? ¿En clase?

Y, sobre todo, ¿hemos de soportarlo? ¿Por qué?

Publicado en Uncategorized

Y llegaron las Lemurias

Aunque es en mayo cuando deberíamos haberlo hecho, nos pareció oportuno “cristinianizar” la tradición clásica y celebrar las purificaciones en el mes de noviembre. No vaya a ser que con tanto Haloween y cosas por el estilo alguna de las ánimas se hubiera quedado enganchada en las aulas.

Primero purificamos al “pater familias” y luego explicamos al personal de las clases lo que iban a ver. El resultado no lo sé muy bien. Nuestras ánimas se portaron estupendamente: comieron las habas y salieron corriendo al ruido de los bronces, pero ¿se quedaría alguna enredada en las pizarras digitales?

Foto 04-11-13 20 54 04
Las ánimas nocturnas
Foto 04-11-13 10 01 12
Las ánimas diurnas

 

 

Publicado en Uncategorized

El principio de todo fue la palabra

Al principio fue la palabra…

                                                                               

…y la palabra escrita, ésa que separa  lo que era, perdido en la noche de los tiempos, de  lo que es.

La palabra y el ingenio de los hombres para transmitirla de mil maneras es lo que nos ocupa en la pequeña exposición que acabamos de inaugurar en nuestro centro, el IES Francisco Salzillo de Alcantarilla. Se trata de una serie de paneles explicativos del origen del libro, como culminación en el arte de la comunicación desde conocimientos a sentimientos. En un par de vitrinas hemos expuesto a vuestra contemplación unos cuantos “artefactos literarios” desde piedras con litografías a pinceles chinos, pasando por óstraca griegos y un caligrama de una sura del Corán

Si los leemos con atención, si los vemos con atención, podremos seguir la evolución de la capacidad humana para dejar sus intereses a la posteridad y es que, ya lo decían los romanos como casi todo, verba volant, scripta manent.

 

 

 

Para terminar, la escuela es, al fin y al cabo, donde aprendemos, hemos aprendido y aprenderemos todo esto: